Fisales, el poderoso fruto escondido

Por 25 de Abril de 2020Mayo 8th, 2020Recetas

Physalis, golden berry, uchuva, capulí o “amor escondido”, también fisales… Hay muchas formas de llamar a esta fruta redonda, amarilla y dulce, que tiene el tamaño de un tomate cherry y que está cubierta por una fina cáscara color café. Casi desconocidos para la mayoría, los fisales se ganaron su lugar en la canasta de esta semana. A continuación, explicamos las razones.

Los fisales que despachamos el viernes en la canasta de La Papa son agroecológicos. Se cultivan en invernaderos en La Paz, cerca de Loncoche. El fruto en sí es originario de Perú (de donde proviene su nombre científico “physalis”) y crece en regiones templadas, cálidas y subtropicales. Hoy se encuentran en cantidad en Latinoamérica pero se cultivan fisales en casi todo el mundo y, en gran parte, se lo debemos a los Incas que fueron los primeros.

Generalmente se consumen solos, en almíbar o en postres. Sin embargo, como su sabor es dulce y agrio al mismo tiempo, quedan muy bien en ensaladas y en platos salados. En la web encontramos varias recetas: una mermelada que promete ser muy rica y otra más osada que los incorpora en una ensalada con quínoa.  Lo cierto es que pueden sumarse a la dieta de muchas formas, no sólo para decorar un plato terminado.

Un súper alimento

Sus cualidades nutricionales son excelentes y muy poco conocidas. Los fisales tienen un alto contenido de fibra, vitamina A y un importante aporte de caroteno y vitamina C. Son ricos en minerales, sobre todo en calcio, hierro y fósforo y tienen niveles importantes de proteína.

Entre sus usos terapéuticos, ayudan a reducir el colesterol, fortalecer el sistema inmunitario y la visión, además de que son un poderoso antioxidante.

Sobre la conservación

Una vez cosechados, los fisales pueden durar mucho tiempo a temperatura ambiente. Esta es otra de sus grandes bondades ya que si no están expuestos a la luz del sol, pueden durar hasta 25 días sin sufrir alteraciones.

Canasta con fisales – 24 de abril de 2020.
Compartir

Responder